Tal vez piensas que Grazalema, pueblo de la Sierra de Cádiz, de interior, no puede ofrecerte lo más característico de los anhelados meses de verano, esos refrescantes y relajantes baños con los que llevas tiempo soñando. Y, como verás, nada más lejos de la realidad.

Es más, te damos la posibilidad de disfrutar de ellos en un lugar inigualable, privilegiado, junto al Mirador del Tajo, con unas envidiables vistas al Valle del Guadalete y al propio casco histórico.

Un rincón en el que ponemos a tu disposición una piscina cuidada y moderna, habilitada de una zona para los más pequeños, adaptada para las personas con minusvalías y con todos los servicios que puedas necesitar