Aquí, en Grazalema, en medio de un paisaje exuberante, comprobarás que no es preciso hacer grandes caminatas para disfrutar de los infinitos estímulos que nos propone la naturaleza. Prueba de ello es esta pequeña ruta que te proponemos, que, como verás, parte a escasa distancia del pueblo.

Un paseo que se dibuja de la mano del río Guadalete, de su nacimiento, en el que, sin ir más lejos, podrás disfrutar de la belleza, particular, de ese árbol que encuentra en cumbres próximas su mayor refugio, el pinsapo.

De perfil suave, es ideal para disfrutar en familia o con amigos, atesorando en su parte final uno de sus grandes atractivos, el mirador del Puerto del Boyar, desde el que podrás disfrutar de una de las vistas más espectaculares de la Sierra de Cádiz.

 

 

LOCALIZACIÓN